PAR ARIEL HERNAN MOHR

BUSQUEDA EN MAX UTOPIA

Revista ADN Cultura

Revista Ñ - Cultura y Arte

lunes, 21 de enero de 2008

EL VASO A MEDIO LLENAR

El vaso a medio llenar

Ariel Hernán Mohr
Guayaquil – Ecuador

Quiero escribir algo sobre lo que creo todos alguna vez hemos pasado: La sensación de vacío.
Hoy me siento mal, me siento indescriptiblemente mal, ya que no sé bien si es emocional, espiritual o vivencial lo que me sucede.
Creo que ése vacío existencial que arremete sobre nuestras conciencias, en la sociedad actual, puede deberse a múltiples factores. Lo que con seguridad podemos afirmar es que precisamente la multiplicidad de sus factores es lo que nos desorienta, nos hace sentir inseguros.
Los seres humanos somos seres complejos que vivimos en una complejidad total que nos envuelve.
En parte somos seres espirituales y en parte seres físicos. En realidad es complejo describirnos como seres humanos ya que nuestra espiritualidad es difícil de demostrar, mas no así nuestra corporeidad, lo que ha dividido a la humanidad entre físicos y espirituales. Nuestra espiritualidad se torna misteriosa ya que es sencilla y nosotros somos seres complejos. Y es precisamente ésta búsqueda de la espiritualidad que nos obliga a preguntarnos por la verdad.
La verdad, cómo principio metafísico, es absoluta. No hay nada más evidente que lo verdadero, pero a la vez, nada más incomprensible que la verdad. Es por eso que verdad y espiritualidad van de la mano. Así, cuando uno se siente mal espiritualmente se encuentra desorbitado, perdido: es porque ha perdido su indicador de lo verdadero. Las emociones como la tristeza, la soledad y la incertidumbre, son indicadores que nos dicen que hemos perdido nuestro norte.
En espiritualidad decimos que Dios es la suma verdad, es lo sumamente verdadero, por eso explicamos a la búsqueda de la verdad cómo la búsqueda de Dios.
Nuestra búsqueda de la verdad indefectiblemente nos tiene que guiar hacia Dios; ésa es nuestra búsqueda espiritual es lo que nos completa, es lo que nos hace sentir plenos. En la medida que nos alejemos de Dios, que nos alejemos de la fuente de nuestra espiritualidad, es que vamos sentirnos desorientados sobre nuestra verdad.
Es por eso que gran parte de aquellos seres que niegan su espiritualidad, quienes cimientan su vida en otra verdad que no es Dios, se sienten perturbados, como desorientados en cuanto a su finalidad, en cuanto a su búsqueda de la verdad.
Cuando te sientas así, como triste, desorientado, como vacío, de seguro ha de ser porque te has olvidado de lo que es verdadero en realidad.
La búsqueda de la verdad en Dios es lo que te garantiza que hallarás lo que llene ése vacío.
Ahora sí, recordando mis prioridades, me doy cuenta lo que realmente vale la pena.
No lo olvides: “El principio de la sabiduría es el temor de Dios”; y nadie es sabio sino busca la verdad.
Busca la verdad para vivir una vida sabia.

Ciencia & Salud

Tecnología

Informática 2.0

Paris

Paris Mirage Europeen

From: Raissa_ro, 1 week ago





SlideShare Link

NATIONAL GEOGRAPHIC 1

national geographic 2

From: guestaa48e8, 3 days ago





SlideShare Link